de Sarita con carigno

martes, agosto 22, 2006

Traición y Carigno.

En el mundo carignistico no corre eso de “con Dios y con el Diablo”, se cumple más bien la matemática de: los amigos de tus amigos son los buenos (y obviamente los enemigos de tus amigos me caen mal). Me es muy difícil entablar relaciones con individuos que han entristecido a uno de mis Carignos; ok, puedo ser cordial con ellos, tengo sobre 30 me sé manejar en el cinismo, pero pasar sobre las heridas (da igual si nos grandes o chicas) de los mío para disfrutar un buen momento con aquel malhechor, no. Porque las relaciones bilaterales acá no son bilaterales, aquí se vive mas bien en un equilibrio sensible (que no siempre es armónico) y cualquier pieza o Carigno que es afectado repercute en los otros. Ser amigo de los enemigos es catalogado como alta traición, con condenas que pueden llegar hasta el exilio si el consejo supremo así lo determina.
Pienso que esto es difícil de comprender, pero recuerden que esto NO ES una democracia, aquí se vive bajo el rigor del Carigno (luego les contare de mandamientos carignisticos).